El Simbolismo del Olivo

arbol olivo para slideUno de los arboles más sobresalientes en la Biblia es el olivo. Son hermosos a la vista con su forma única de troncos retorcidos y sus hojas siempre verde. Sólo hay que verlos y despiertan un sentido de gracia y carácter que los pone aparte de todos los árboles.

Desde el inicio de la creación en  el libro de Génesis, el olivo ha sido de gran significado mucho más allá de su fruto. Fue una rama de olivo lo que la paloma le trajo a Noé en el arca.

Fue el primer árbol en brotar después del diluvio y le dio a Noé la esperanza para el futuro.  Gen. 8:11

En el Medio Oriente, el olivo  con su fruto y su aceite, ha jugado un rol muy importante en el día a día de las personas y fue parte de los requerimientos de su dieta básica aún para los más pobres. El aceite de olivo es mencionado  muchas veces en la Biblia como combustible para las lámparas y para usos en la cocina.  Ex. 27:20,  Lev. 24:2. El olivo tenía usos medicinales así como aceite para la unción en las ceremonias de consagración Ex.30:24-25. Era la materia prima para la fabricación de jabón, como se sigue haciendo en la actualidad. En la Biblia el aceite de olivo representa el Espíritu de Dios.

 

 

"Y en cuanto a vosotros, la unción que recibisteis de El permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; pero así como su unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no mentira, y así como os ha enseñado, permanecéis en El." 1 Jn. 2:27

 

El olivo tenía un vínculo especial con la realeza al usarse como elemento para ungir a los reyes. I Sam. 10:1, I Reyes 1:30, II Reyes 9:1,6.

En los tiempos del Antiguo Testamento había tanto aceite de olivo en Israel que el Rey Salomón lo producía para exportación. I Reyes 5:11 nos dice que  Salomón mandó al rey de Tiro 100,000 galones de aceite de olivo. En el templo de Salomón los querubines del arca estaban hechos de madera de olivo y cubiertos de oro. I Reyes 6:23 y las puertas interiores del Santuario también estaban hechas de madera de Olivo.

El Monte de  los Olivos, en la parte oriental de la antigua ciudad de Jerusalén estaba llena de olivos, fue allí donde Jesús pasó la mayor parte de su tiempo con los discípulos.  El Jardín de Getsemaní que está localizado en la parte baja del monte significa literalmente “prensa de olivas” en hebreo.

En el Medio Oriente los Olivos han crecido en grandes cantidades. Son conocidos por su resistencia. Crecen en muy varias condiciones - en suelo rocoso o suelo muy fértiles. Pueden enfrentar el sol abrazador del verano con poca agua, son casi virtualmente indestructibles. "Pero yo soy como olivo verde en la casa de Dios; en la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre." Salmos 52:8.

No importa cual sean las condiciones: frío, calor, seco, mojado, pedregoso, arenoso, el siempre verde olivo vivirá y producirá fruto.  Se dice que nunca podrás matar a un Olivo. Aun cuando lo cortes o quemes, nuevos brotes surgirán desde sus raíces. Pasajes de la Escrituras nos recuerdan que así como el olivo, sin importar las condiciones de la vida, debemos de mantenernos firmes en la presencia de Dios. –siempre verde ( fiel) y llevando fruto.

El árbol del olivo puede crecer desde la raíz y durar hasta 2000 años. Le toma hasta 15 años dar su primera buena cosecha dependiendo de sus condiciones de crecimiento, en condiciones de sequía le puede llevar hasta 20 años para los primeros frutos. No dan gran rendimiento cuando se cultivan a partir de las semillas. Así como la vid requiere de “raíz madre” así también el olivo. Son muy prolíficos cuando son injertados a una raíz existente. Se puede hacer injertos de otro árbol desde un brote de un  año de edad  e injertarlo dentro de su corteza y convertirse en una rama. Una vez que la rama ha crecido lo suficiente, esta se puede cortar en tramos de un metro y plantarse en la tierra. Es de estas plantas que se pueden cultivar excelentes olivos. Un punto muy interesante es que esa rama que ha sido cortada y luego injertada llega a producir mucho más fruto que si se hubiera dejado intacta.

Eso  nos recuerda lo que dice la Biblia; Las ramas naturales simbolizan al pueblo de  Israel. Aquellos que se alejaron de esa relación con Dios fueron arrancados. Los cristianos son simplemente ramas silvestres que fueron injertados entre las ramas naturales para compartir con ellos de la raíz y  la savia del olivo, la cual Dios ha establecido.

 

"Pero si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo un olivo silvestre, fuiste injertado entre ellas y fuiste hecho participante con ellas de la rica savia de la raíz del olivo" Romanos 11:17

 

Jesús es lo que se pudiera llamar la raíz madre la cual se hace referencia el profeta Isaías,  (hablando acerca de Israel y el regreso de las ramas que fueron arrancadas e injertadas en su tronco natural)

 

"Y brotará un retoño del tronco de Isaí, y un vástago de sus raíces dará fruto." Isaías 11:1

"Acontecerá en aquel día que las naciones acudirán a la raíz de Isaí, que estará puesta como señal para los pueblos, y será gloriosa su morada. Entonces acontecerá en aquel día que el Señor ha de recobrar de nuevo con su mano, por segunda vez, al remanente de su pueblo que haya quedado de Asiria, de Egipto, de Patros, de Cus, de Elam, de Sinar, de Hamat y de las islas del mar." Isaías 11:10-11

El árbol de olivo puede vivir miles de años y es un gran ejemplo de perseverancia, estabilidad y abundante fruto. Estamos vinculados a Israel a través de la raíz y es como nuestro “árbol genealógico”. Nuestra en Cristo no se puede mantener sola si no está apoyada por ese árbol

En Isaías 11:10  aprendemos que la “Raíz de Isaí” y el viejo árbol de olivo son uno y son el mismo.

 

"Yo, Jesús, he enviado a mi ángel a fin de daros testimonio de estas cosas para las iglesias. Yo soy la raíz y la descendencia de David, el lucero resplandeciente de la mañana." Apocalipsis 22:16 

 

Un pensamiento final: Podría el Árbol de la Vida en el Jardín del Edén ser el mismo árbol de Olivo?